Racismo, Esclavismo, Germen de Cadenas

Una de las más grandes mentiras inventadas desde que tenemos historia, es aquella que insiste en el hecho generalmente aceptado de que nacemos libres. Si hemos de hablar de libertad, dentro del convencionalismo democrático, dogmáticamente aceptado por las mayorías, tendríamos que identificarla como un atributo de los poderosos, como un derecho de quienes se han impuesto a los débiles, en desmedro de su condición humana.

La historia de la humanidad nos demuestra que la libertad ha sido siempre un anhelo, un ideal, una esperanza, una meta, un objetivo revolucionario, etc. pero, jamás un hecho real y verdadero, y peor aún un derecho universal.

Esclavistas fueron los pueblos de la antigüedad, habiendo florecido la terrible Institución de la esclavitud al "amparo" de los denominados "libros sagrados", que otorgaban a sus incondicionales, el derecho de gozar de la tenencia de esclavos y siervos.

Esclavistas fueron los judíos como Abraham y Salomón. Esclavistas fueron los cristianos como Pedro y Pablo. Esclavistas fueron los pueblos como Grecia, Egipto, Roma, etc. Esclavistas fueron los blancoides latinos que se atribuyen el descubrimiento de América y que sometieron a los pueblos americanos a las más denigrantes formas de explotación y vasallaje propio de acérrimos esclavizadores.

Esclavistas fueron los blancoides anglosajones y sus descendientes que usurparon en base a la espada y la biblia la Grande Patria Americana de nuestros hermanos pieles rojas.

Hoy en nuestros días, teóricamente la esclavitud y todo tipo de servilismo han sido abolidos y su ejercicio es penado por la Ley de todos nuestros países o sea que la esclavitud como institución ya no existe.

Categories:

Tags:

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat
    💬¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?