¿Quién podría hablar, o entender, o escuchar una lengua sagrada? ¿Quién se encuentra sumergido en la esfera del sueño o quién ha despertado? Para poder realmente conocer lo que es el lenguaje sagrado, la lengua sagrada de los Dioses, o la lengua primaria de la divinidad, es necesario… Despertar.

Todas las lenguas que podemos conocer en el mundo, especialmente aquellas que tienen características muy antiguas, de alguna manera son, por lo menos en pequeñas fracciones, desprendimiento de esa lengua sagrada, pero no son la lengua sagrada.

Sánscrito, quechua, y cualquier otra de carácter orientalista entre los hindúes, tienen algo sí, simplemente el proceso de la regeneración, pero no la pureza de la lengua sagrada.

Yendo a Bolivia, hay una lengua, la de los kallawayas. Se ha dicho por algún autor de bastante calidad intelectual, que es una lengua sagrada propia de los Dioses de los Incas. Es una lengua desconocida para la gran mayoría de gente, salvo para algunos cultores de la cultura kallawaya que tampoco la diseminan, tampoco la hablan. Es una lengua fragmentaria, incompleta, que correspondería a una lengua sobreviviente del Imperio Inca, pero no es propiamente una lengua sagrada. Si tiene alguna raíz, alguna palabra que sí. 

Yendo a los mantrams, los mantrams son pequeñas sílabas, pequeñas partículas del lenguaje sagrado, depende de quien lo pronuncie. Si lo pronuncia una persona normal, común, no hay en su expresión nada de sagrado, pero si es una persona que está viviendo en castidad entonces sí, en ella puede haber algo o mucho de sagrado. Todo depende ya, de su despertar interno, mientras no despierta la persona no hay lengua sagrada.

Como prácticamente diríamos, en el caso de los niños, de un bebé, se gestan en el vientre materno con toda normalidad, pero no pronuncian, no articulan prácticamente nada de palabras, sino cuando nacen; y
cuando nacen lo primero que hacen es simplemente lanzar un grito de nacimiento de vida. Poco a poco aprenden a pronunciar palabras «papá», «mamá», etc. De la misma manera, quien despierta conciencia, va aprendiendo poco a poco en la gran facultad universal eso que es la lengua sagrada.

Básico para hablar la lengua sagrada, conocerla y vivirla es… Despertar.

Om Yeowams Om

Por la transcripción de Rafael Mansilla

Categories:

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat
    💬¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?